Seleccionar página

En el último día laboral son miles de carreteros que tapizan sus redes sociales con la frase “hoy es viernes y mi cuerpo lo sabe”. Y a la jornada siguiente, un buen porcentaje de ese grupo juramenta con voz de ultratumba: “No tomo más”.

Dichas consignas retumban en las cifras publicadas  por la Organización Mundial de la Salud (OMS), donde se señala a Chile como el líder del ranking latinoamericano de los países de mayor consumo de bebidas alcohólicas, con una ingesta per cápita anual de 9,6 litros.

El hachazo que producen estos números es similar al que deja la caña tras una noche de fiesta. Pero en vez de dolor de cabeza, lo que le produjo a Rodrigo Aravena fue sed de emprender.

Sin pensarla dos veces, el joven oriundo de Atacama creó el remedio para la resaca, ese que permite chupar sin culpas.

¿Cómo la hizo? Se encerró  en un laboratorio certificado de la capital y con ingredientes naturales dio vida a un dionisiaco elíxir, bautizado bajo el nombre de “Bupp”.

“Está diseñada para aliviar la resaca ya que es activante e hidratante. Además de ser natural, contiene altas dosis de vitaminas, minerales, nutrientes y antioxidantes que ayudan a disminuir la oxidación y los efectos del consumo de alcohol en el cuerpo”, confesó Rodrigo Aravena, quien agregó que su creación tiene sabor a frutos tropicales y cero calorías. Además, su brebaje es considerado como un alimento saludable.

De paso, sostuvo que “a diferencia de otros productos que han tratado de solucionar el problema de la caña, esta es una bebida reactiva y no preventiva, dado que se debe tomar a la mañana siguiente de la ingesta de alcohol, lo que produce que las personas puedan retomar las obligaciones y actividades laborales y estudiantiles con normalidad”.

Promete ser un salvavida al hígado

El  elíxir se compone de productos naturales en base a antioxidantes, vitaminas, electrolitos, antiácido y anti-inflamatorios naturales, que cumplen las funciones de hidratar, revitalizar, estimular, aliviar el dolor de cabeza y la acidez. De paso, ayuda en la prevención de daños en el hígado, páncras y estómago, entre otras cosas.

La bebida actualmente se distribuye en Iquique, Copiapó, Vallenar, Viña del Mar y en la capital, donde su creador se instalará desde el 17 al 22 de septiembre con un stand en la Fonda “Festival de la Patria”, brillo que se llevará a cabo en el cerro San Cristóbal.